martes, 1 de mayo de 2018

Romanos 11:26 ¿“y luego…” (RV60) o, “y de esta manera”? (LBLA) ¿Cuál es la implicancia para Israel?

                                                       Por J.A. Torres Q.


Este versículo, o, esta pequeña cláusula —como señala Douglas Moo—  es el ojo de la tormenta en la interpretación de romanos 9-11 respecto los judíos y su futuro (Moo  2014:791).  “y luego…”RV60  seguiría la interpretación premilenarista  de que, posterior a la entrada de la plenitud de los gentiles en un futuro escatológico y cronológico, Israel sería salvo, después de la tribulación. Si la traducción correcta fuese “y de esta manera”, entonces el Israel aludido no sería un Israel étnico al final de la era, sino, quienes desde Cristo en adelante se han agregado al número de salvos judíos. Esto entonces, negaría una supuesta salvación de un Israel étnico después de una supuesta tribulación.  Algunas traducciones al respecto.    

Rom. 11:26  y luego todo Israel será salvo,  como está escrito:
Vendrá de Sion el Libertador,
Que apartará de Jacob la impiedad.
Rom. 11:27  Y este será mi pacto con ellos,
Cuando yo quite sus pecados. (RV60)

Rom. 11:26  y así, todo Israel será salvo; tal como está escrito: EL                    LIBERTADOR VENDRA DE SION; APARTARA LA IMPIEDAD DE JACOB.
Rom. 11:27  Y ESTE ES MI PACTO CON ELLOS, CUANDO YO QUITE SUS                  PECADOS.  (LBLA)

Rom. 11:26  Cuando esto suceda, todo Israel alcanzará la salvación,                   pues   la Escritura dice:
"El libertador vendrá de Sión
y apartará de Jacob la maldad.
Rom. 11:27  y esta será mi alianza con ellos
Cuando yo quite sus pecados."(DHH)


Al explicar este versículo el pastor Sugel Michelén —de convicción amilenarista— señala que este giro —καὶ οὕτως (kaì jútos)— se observa 250  veces en el Nuevo Testamento y nunca se traduce cronológicamente, sino, “y de esta manera”, haciendo hincapié que una traducción cronológica en el pasaje es incorrecta (Michelén 2017, min. 4:07ss).  Sin embargo, ¿es esto así realmente? Las implicancias de traducir este giro de un modo u otro, son en al parecer gravitantes para comprender el pasaje en sí. La semiótica (intención gramatical) del mismo entonces es trascendental. Algunos pensamientos preliminares. 

El giro καὶ οὕτως (kaì jútos) se observa sin duda muchas veces en el Nuevo Testamento (quizás no 250 veces) como también,  en la LXX, derivado de giros como: וְזֶ֕ה אֲשֶׁ֥ר  (vezéh ashér) “y de tal manera…” Gén. 6:15 (RV60/LBLA); וְזֶה֘ דְּבַ֣ר  (vezéh debáh) “…y de esta manera” Deut. 15:2 (RV60); “Así se hará…” 2 Sam. 16:7 (LBLA); וְכֹֽה־אָמַ֥ר   (vekóh-amár) “así decía” (LBLA); “Y decía…” (RV60). וְכֵ֥ן עָשָׂ֛ה  (vekén tsasáh) “Así mismo…” 1 Rey. 6:33 (NVI); “…igualmente hizo…” (RV60). Y, וְכֵ֤ן תַּֽעֲשֶׂה֙   (vekén tátsaseh)   “…así harás…” Eze. 45:20 (RV60). En términos generales, y en este escueto sondeo veterotestamentario se puede constatar que la LXX usa este giro mayormente de manera modal (“…y de esta manera…”), no tanto en sí, de manera cronológica o temporal (“y luego…RV60). Ahora, ¿cómo es que el NT usa este giro? Haciendo una comparación sinóptica de estas dos palabras, se puede observar que καὶ οὕτως (kaì jútos) sin duda, tiene un uso mayoritariamente modal (“y de este modo”, “así también”). En sí,  οὕτως (joútos) es un adverbio que significa “de esta manera” (Tuggy 1996:670; Swanson 1997:228s) forjando un sutil énfasis en el modo en que lo descrito  sucederá  (“de esta manera”, “de la misma manera”). Pero también, es un indicador de  grado comparativo (cf. Gál. 3:3; Heb. 12:21) (Swanson 1997:228s). Siguiendo la  siguiente clasificación, se pueden observar tres  aspectos semánticos del término. 

I.    Refiriéndose a lo que precede (mayormente traducido como “así”, “así también”).
Mt. 6:30; 12:40; Mr. 14:59; Lc. 11:30; 12:21; Jn. 3:8; 15:4; Hec. 8:32; Rom. 6:11; 12:4-5; 2 Cor. 8:11; Col. 3:13; 1 Tes. 2:4; 2 Tim. 3:8 “Y de la manera”RV60); Apo. 3:16 (“porque así”).
II.   Refiriéndose  a lo que sigue.
Mt. 2:5-6; Lc. 19:31; 1 Cor. 3:15; 9:24; Heb. 4:4; Stg. 2:12; 1 Ped. 2:15 “ὅτι οὕτως ἐστὶν τὸ θέλημα τοῦ θεοῦ  “porque ésta es la determinación de Dios”).
III.  Para destacar un grado comparativo en el sentido de la anatomía de un hecho; la anatomía  de un proceso, o el grado comparativo comparado del mismo.
Mr. 4:26  (Οὕτως ἐστὶν   “así es”); Jn. 3:16 οὕτως γὰρ lit.: “porque así”, o sea, “de tal manera”; Jn. 21:1-2 (a. Μετὰ ταῦταdespués de esto”; b. ἐφανέρωσεν δὲ οὕτως  «y se manifestó “de esta manera”»; Hec. 1:11 οὕτως ἐλεύσεται“así vendrá”; Gál. 1:6; 3:3; Heb. 12:21; 1 Jn. 4:11; Apo. 16:18.

Qué quiso Pablo subrayar entonces en nuestro versículo? En primer lugar hay que convenir que el sentido de καὶ οὕτως (kaì jútos) es sin duda aquí traducido de mejor manera bajo el sentido modal como bien  lo traduce LBLA: “y así…” (tb. JER/BTX3), “De esta manera…” NVI. La pregunta que debe responder entonces el amilenarismo escatológico considerando que  καὶ οὕτως (kaì jútos) no es un adverbio temporal (“y luegoRV60) es: ¿Niega esto una conversión masiva del Israel como nación al final de esta última hora (tiempos postreros) en concordancia con la aparición de Jesús en Su segunda venida? La interpretación amilenarista de este pasaje dice que  καὶ οὕτως (kaì jútos) tendría el  sentido de “y así”, o, “de esta manera”, (lo cual es correcto)  dándonos un resultado diferente a la convicción premilenarista que señala que  un Israel convertido masivamente al final de esta era se llevaría a cabo. El argumento, demostración e interpretación amilenarista de este pasaje — en palabras del Pastor  amilenarista Sugel Michelén—  es como sigue: 

«…el rechazo de los judíos, trajo salvación a los gentiles pero la salvación de los gentiles está provocando a celos a los judíos, para que ellos también vengan al Señor, y en esta ola que va y viene de una parte a otra, se van salvado gentiles y judíos  a lo largo de toda la era evangélica, es de “esta manera”, que todo Israel será salvo; todos los israelitas que fueron escogidos por gracia, como   está escrito: “Vendrá de Sion el Libertador, que apartará de Jacob la impiedad.” Éste texto era futuro para Isaías… pero, ¿está hablando de la primera venida o de la segunda?» [Responde Sugel]… de la primera; el problema que la gente lee “vendrá” y dicen: ¡La segunda venida!  En la segunda venida se van a convertir… No, está diciendo, ese es el pacto que Dios hizo con Israel, vendrá de Sion, no a Sion. En la primera venida Cristo no vino a Sion, vino de Sion, y el murió en la cruz para apartar de Jacob la impiedad y este será mi pacto cuando yo quite sus pecados…” […] los israelitas [“Todo Israel” vs. 26] elegidos se van a convertir, ¡Seguro! A lo largo de toda esta historia, pues…  se los voy a leer de las Américas, porque las Américas es más literal; la palabra griega  νῦν  (nũn [“ahora”]) aparece  tres veces en el pasaje, pero Reina-Valera solo la tradujo dos veces… Oigan la conclusión de Pablo y díganme si esto tiene  que ver con una conversión masiva de Judíos [en la segunda venida], o si tiene que ver con  [una salvación en este tiempo de ellos]   Dice Pablo: “Pues así como vosotros en otro tiempo fuisteis desobedientes a Dios, pero ahora se os ha mostrado misericordia por razón de la desobediencia de ellos, 31  así también ahora éstos han sido desobedientes, para que por la misericordia mostrada a vosotros, también a ellos ahora les sea mostrada misericordia.” [Rom. 11:30-31] Entonces, ¿está hablando Pablo de una conversión masiva de judíos, al final de los tiempos, antes de la venida de Cristo [segunda venida], o está diciendo Pablo: señores, Dios siempre ha tenido un remanente y a lo largo de toda esta era de siembra, se van a estar convirtiendo judíos?  … el endurecimiento no fue total, fue parcial y se va a confirmar el pacto que yo hice con ellos cuando yo les prometí enviarles un redentor que iba a quitar sus pecados… » (Michelén 2017, min. 4:07:58ss).

Como el lector puede observa, la interpretación amilenarista es  bastante clara. El punto concreto aquí es preguntarnos: ¿es ésta interpretación la que Pablo quiso comunicar a sus oyentes? Notemos las siguientes líneas para considerar la interpretación amilenarista esbozada aquí por el pastor Sugel.

En primer lugar, la cláusula  καὶ οὕτως (kaì jútos) sin duda tiene el sentido aquí, de  “y así”, o, “de esta manera”, sin embargo, y, como hemos observado, καὶ οὕτως (kaì jútos) puede tener tres sentidos en un pasaje. Aquí, —en nuestra discusión— pendulan solamente  dos significados posibles, pero como veremos, dos sentidos en el mismo giro.

 Primero, «“y así” todo Israel será salvo”» subraya “la manera” en que Israel será salvo, lo cual Pablo subraya al citar al profeta (léase de izquierda a derecha).   

יְהוָֽה׃
נְאֻ֖ם
בְּיַֽעֲקֹ֑ב
פֶ֖שַׁע
וּלְשָׁבֵ֥י
גּוֹאֵ֔ל
לְצִיּוֹן֙
וּבָ֤א
YHYH
dice
en Jacob
[su] transgresión
y a los que se vuelven de
Redentor
a Sion
y vendrá

Comenzando de la cita original (Isa. 59:20). Una traducción apegada al sentido literal  puede ser: “y vendrá a Sión Redentor  y a los que se vuelve de [su] trasgresión en Jacob asevera YHVH.” Nótese que el texto hebreo no dice que este Redentor vendrá “de” Sion, sino, “a” Sion, partícula derivada de לְ  (le), preposición inseparable con sentido locativo de “a”, “en”; de propósito: “para”,  o, de genitivo “de”. Éste es el sentido  original del profeta.

Ahora, el contexto de este versículo no debe ignorarse para comprender correctamente su sentido original que el NT en términos teológicos  no desmiente, en efecto,  no es del todo correcto la idea de que los autores del NT interpretan “realmente” al AT, más bien, éstos nos expanden, aclaran y complementan dichos pasajes proféticos. Ahora, es importante notar el versículo que cita Pablo aludido en su contexto en el recuadro siguiente. La nación de Israel claramente había caído en una época de decadencia; describiendo  esta situación Isaías señala que no hubo ningún hombre que hiciera de mediador entre Dios y el pueblo (59:16), de manera que el mismo Dios intervino (“y lo salvó su brazo…”) salvando a Israel de su pecado; y esto, vistiéndose Él mismo de justicia (59:16b)  para salvación de un pueblo corrompido; así, la referencia a la venida de un Redentor enfatiza entonces justamente, el hecho redentor de manos de un rescatador “para” [לְ (le])  Sion. Nótese que  וּבָ֤א לְצִיּוֹן֙   (ubá letsiyyón) significa literalmente “y vendrá redentor”. Y esto hay que destacar, Isaías no es tautológico en  este sentido, cuando refiere al mesías, lo hace distinguiendo el “…un niño nos es nacido”, (primera venida) de “…lo dilatado de su imperio…”  (Segunda venida) literal  (Isa. 9:6,7 Lc. 1:31-33). Nótese entonces, el siguiente cuadro contextual de nuestro versículo en el AT.


La decadencia del pueblo
La auto explicación del pueblo
La perdición del pueblo
La salvación  del pueblo
La persecución del pueblo
La redención   del pueblo
La restauración del pueblo


Isa. 59:1-8


Isa. 59:9-15


Isa. 59:16a


Isa. 59:16b-18


Isa. 59:19
Y vendrá el Redentor a Sion, y a los que se volvieren de la iniquidad en Jacob, dice Jehová. (Isa 59:20 R60)


Isa. 59:21-60:1-22

Lo anterior toma relevancia porque un texto en su contexto nos da el sentido profético completo, subrayando el hecho de a qué venida mesiánica el profeta originalmente  se refirió. Nótese que para el Pr. Sugel la referencia a la que estamos haciendo mención, es una referencia a la “primera venida”; no obstante, como se observa en su contexto, Isaías 59:20 está dándonos una referencia  a una esfera escatológica posterior; a un horizonte apocalíptico (Wilckens 2006:309) subrayada justamente también por su contexto en el pasaje de Isaías. Cuestión que se repite en todos los profetas como lo hace también aquí Isaías. Dicho de otro modo, la referencia a que “vendrá un libertador” para  Israel en la referencia paulina no tiene relación contextual profética con la primera venida. Algunos ejemplos de la mirada escatológica común en los profetas  respecto a las venidas del mesías, como a la mención habitual de una restauración espiritual terrenal futura para Israel, en el siguiente recuadro explicativo.  


 El sentido paulino es como sigue:

ἥξει
ἐκ
Σιὼν
ὁ ῥυόμενος
ἀποστρέψει
ἀσεβείας
ἀπὸ
Ἰακώβ.
vendrá
de
Sion
el libertador
que apartará
las impiedades
de
Jacob

Como se puede observa en la  lectura de 11:26,  hay dos leves “modificaciones” que Pablo hace de la lectura de Isaías. Primero, se contrapone la idea de וּבָ֤א לְצִיּוֹן   «y vendrá “a” Sion» (TM) con  ἥξει ἐκ Σιὼν “vendrá “de” Sion” (Rom. 11:26b). Segundo, el sentido de la conversión observado en Isaías (“y a los que se volvieren de la iniquidad en Jacob…”), se expresa como un acto divino en Rom. 11:26; esto es, Pablo recalca que es éste Libertador finalmente quien apartará la impiedad de Jacob, confirmando por un lado la ineficacia de la auto conversión historia de Israel y por otro, subrayando el monergismo divino propio relativo a la verdadera conversión revelada por profetas insignes del AT como Jeremías y Ezequiel, quienes revelan justamente estos hechos para el final de los postreros días  (Jer. 31:31ss; Eze. 36-37). Él es el protagonista de esta renovación espiritual de “Jacob”, un término que evoca —sin duda— a la nación en pleno (cf. Gén. 35:10; 49:2; Éxo. 1:1; Núm. 23:7, 10, 21, 23; 24:5, 17*; Deut. 33:4; 33:28; 1 Rey. 18:31; 1 Cro. 16:13, 17; Sal. 14:7; 22:23; 44:4; 46:11; 53:6; Isa. 2:3; 46:3; Jer. 2:4; 5:20; 30:7, 10; Lam. 2:2; Eze. 20:5; Ose. 12:2; Miq. 1:5; Nah. 2:2; Lc. 1:33). 

Conclusiones
 
Sin duda  καὶ οὕτως (kaì jútos) tiene el sentido absoluto de  “y así”, o, “de esta manera”, aquí: “así, de la siguiente manera”  (Wolter 1998:650 [así también, Carballosa 1994:230; Moo 2014:791; Wilckens 2006:311]), teniendo no solo un sentido modal, sino también enfatizando un temporalismo supeditado a una dinámica descriptiva de un proceso mistérico divino (Rom. 11:25 μυστήριον [musterión]). Así, “de esta manera” incluye el desarrollo de este misterio, a saber: el endureciendo divino de Israel para enfocarse en las referencias “cronológicas” y “cualitativas” de los versículos 26 y 27, donde Pablo revela la dinámica de este proceso. “Y de esta manera” entonces, envuelve el proceso soteriológico en el cual y por el cual  “todo” Israel sea finalmente salvo. Note el siguiente cuadro explicativo de la ruta modal divina trazada para con Israel. 


Segundo, la evidencia de que Israel está siendo salvado ahora, no es en sí un problema para el premilenarismo dispensacional; el mismo Pablo es un judío salvado en los postreros días (vs. 11:1). Sin embargo,  Pablo nos habla en el contexto directo de este versículo de dos grupos relativos  a Israel. El “remanente” que está siendo salvado ahora (cf. Rom. 1:16), a quienes ejemplifica y distingue de manera clara en el texto (“siete mil hombres”; 11:4; “remanente escogido” 11:5; “escogidos” 11:7) respecto el “todo Israel” mencionado en 11:26 y aludido en todo el capítulo 11, clarificado por Pablo desde el capítulo 9 en adelante  (9:3 “mis parientes, según la carne”; 9:4,6; 9:24 “judíos”;  “israelitas”; 9:27,31;10:1,19,21 “Israel”; 10:12 “judío”; 11:1 “pueblo”; 11:2 “pueblo”, “Israel” 11:7 “Israel”, 11:7b “los demás”; 11:11 “Israel”; 11:14 “a los de mi sangre”). 

Tercero, es evidente entonces que al presente muchos judíos del “remanente escogido” están siendo salvados (Rom. 11:5). Pero entonces, ¿habrá realmente una conversión masiva de judíos al final de esta era? Como se observa en el cuadro anterior  y el contexto de nuestro versículo, como dice Pablo: “todo Israel” finalmente será salvo “en la segunda venida”. Lo cual —siguiendo a Moo— no se refiere por cierto, al Israel diacrónico (todos los judíos de la historia), sino,  al diacrónico elegido (todos los “elegidos” de la historia), que, culminará con la “plenitud” de los elegidos de la nación en el día de salvación final para Israel (cf. Jl. 3:32; Mt. 24:31) (Moo 214:794s), esto es, una gran multitud que aquellos días completará a todos los elegidos de Israel (cf. Sal. 22:30; 102:18). Especial mención merece —por ejemplo— Zacarías capítulo 12, en donde la frase escatológica “aquel día” es reiterativa como una referencia a la segunda venida; profecía acerca de Israel (Zac. 14:1), que incluye el futuro sitio a Jerusalén (Zac. 12:2) donde Israel será socorrido personalmente  por Dios (12:3-9), contexto en que YHVH derramará sobre la casa de David y los moradores de Jerusalén “espíritu de gracia y oración” para luego mirar al que traspasaron con gran arrepentimiento nacional (12:11-14), y ser purificados de sus pecados (Zac. 13:1), antes de la manifestación personal del Señor, quien afirmará sus pies sobre los Olivos (Zac. 14:1-15), todo esto, antes de la restauración total de Israel (Zac. 14:16-21).  

Zac. 12:1-14  Profecía de la palabra de Jehová acerca de Israel.  Jehová,  que extiende los cielos y funda la tierra,  y forma el espíritu del hombre dentro de él,  ha dicho: 2  He aquí yo pongo a Jerusalén por copa que hará temblar a todos los pueblos de alrededor contra Judá,  en el sitio contra Jerusalén. 3  Y en aquel día yo pondré a Jerusalén por piedra pesada a todos los pueblos;  todos los que se la cargaren serán despedazados,  bien que todas las naciones de la tierra se juntarán contra ella. 4  En aquel día,  dice Jehová,  heriré con pánico a todo caballo,  y con locura al jinete;  mas sobre la casa de Judá abriré mis ojos,  y a todo caballo de los pueblos heriré con ceguera. 5  Y los capitanes de Judá dirán en su corazón: Tienen fuerza los habitantes de Jerusalén en Jehová de los ejércitos,  su Dios. 6  En aquel día pondré a los capitanes de Judá como brasero de fuego entre leña,  y como antorcha ardiendo entre gavillas;  y consumirán a diestra y a siniestra a todos los pueblos alrededor;  y Jerusalén será otra vez habitada en su lugar,  en Jerusalén. 7  Y librará Jehová las tiendas de Judá primero,  para que la gloria de la casa de David y del habitante de Jerusalén no se engrandezca sobre Judá. 8  En aquel día Jehová defenderá al morador de Jerusalén;  el que entre ellos fuere débil,  en aquel tiempo será como David;  y la casa de David como Dios,  como el ángel de Jehová delante de ellos. 9  Y en aquel día yo procuraré destruir a todas las naciones que vinieren contra Jerusalén. 10  Y derramaré sobre la casa de David,  y sobre los moradores de Jerusalén,  espíritu de gracia y de oración;  y mirarán a mí,  a quien traspasaron,  y llorarán como se llora por hijo unigénito,  afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito. 11  En aquel día habrá gran llanto en Jerusalén,  como el llanto de Hadadrimón en el valle de Meguido. 12  Y la tierra lamentará,  cada linaje aparte;  los descendientes de la casa de David por sí,  y sus mujeres por sí;  los descendientes de la casa de Natán por sí,  y sus mujeres por sí; 13  los descendientes de la casa de Leví por sí,  y sus mujeres por sí;  los descendientes de Simei por sí,  y sus mujeres por sí; 14  todos los otros linajes,  cada uno por sí,  y sus mujeres por sí.

Cuarto, es cierto que LBLA traduce 11:33 con un tercer νν (nũn [“ahora” (adverbio temporal)]), porque en efecto, el texto griego alejandrino lo contiene, y esto, a pesar de ser una variante ausente en 𝔓46 A D2 Byz (II, V, IV y VIIs consecutivamente), entre otros. De manera que siguiendo aun este texto, realmente no encontramos un problema. 

 “Pues así como vosotros en otro tiempo fuisteis desobedientes a Dios, pero AHORA se os ha mostrado misericordia por razón de la desobediencia de ellos, así también AHORA éstos han sido desobedientes, para que por la misericordia mostrada a vosotros, también a ellos AHORA les sea mostrada misericordia.” (Rom. 11:30-31 LBLA)

Siendo esto  la lectura probable, la verdad es que este hecho no niega una conversión nacional al final de esta era  en concordancia con la profecía antes mencionada (Zac. 12s) como parte de los eventos relativos a la segunda venida que Pablo alude con “Y vendrá de Sion Libertador…” Rom. 11:26b (cf. Zac. 13:1; Jl. 2:28-32; Dan. 9:24; Eze. 36:23-27 28*) (así también Wilckens 2006:310s) que “…apartará de Jacob la impiedad…”. Esto pues, Pablo se está refiriendo a la misericordia de Dios para con el “remanente” que es objeto hoy, de la gracia; el mismo Pablo es un ejemplo viviente de la inclusión en este tiempo de lo que el mismo denomina en el pasaje: “un remanente [de judíos] escogidos por gracia” Rom. 11:5b, que en el presente está siendo salvo “ahora” (cf. Rom. 11:4, 5, 7, 16-18 [raíz]). En consecuencia, Pablo no está negando la salvación de “todo Israel” al final de la era,  está simplemente  refiriéndose al remanente que está siendo salvado de manera particular y personal hoy,  subrayando que todo Israel (nacional) verá sin lugar a dudas  una conversión final en los días postreros en concordancia con la profecía y el sentido profético paulino aquí en el propio versículo 26. En efecto, Pablo no usa un participio o un presente para señalar que el Israel “nacional” está siendo ahora salvado,  sino, un futuro pasivo indicativo (σωθήσεται  [sothésetai]) de σῴζω (sódzo), esto es,  “será salvo”RV60, para señalar con ello que “todo Israel” finalmente será salvo, subrayando el tiempo futuro de la salvación de quienes son parte y formarán parte de los elegidos que comportará este  “todo” de la nación de Israel. Un día en el que cuya connotación nacional  será evidente entre las naciones como el profeta Zacarías lo revela claramente en los capítulos 12, 13 y 14 que hemos mencionado concisamente en este artículo.  

Entonces: Romanos 11:26  ¿“y luego…”  o, “y de esta manera”?  Sin duda, se trata de: “de esta manera”. ¿Cuál es la implicancia para Israel? Que “todo” Israel será finalmente salvo. ¡Porque así está escrito! 






Bibliografía


Carballosa, Evis 1994. Romanos, una orientación expositiva y práctica. Grand, Rapids, Michigan: Portavoz.
Calvino 1961. La epístola del apóstol Pablo a los Romanos. México, D.F.: Publicaciones de la Fuente.
Lutero, Martín 1998. Comentarios de Martín Lutero, Carta del apóstol Pablo a los Romanos, Volumen I. Terrassa, Barcelona: Clie.
Newell R. Guillermo 1984. Romanos, versículo a versículo. Grand, Rapids, Michigan: Editorial Moody.
Michelén, Sugel 2017. Milenio y El Siglo Venidero. Internet URL: https://www.youtube.com/watch?v=hbl0Ebf9JLg
Moo, Douglas 2014. Comentario a la epístola de Romanos.  Viladecavalls, España: Clie.
Moo H.C.G. 1924. Exposición de la epístola de San Pablo a los Romanos. Terrassa, Barcelona: Clie.
Swanson, James 1997.  Diccionario de Idiomas Bíblicos Griego Nuevo Testamento. Logos Research Systems, Inc.: Tropical.
Tuggy, Alfred 1996. Léxico Griego-Español Del Nuevo Testamento. El Paso, TX: Hispano.
Wilckens, Ulrich 2006. La Carta a los Romanos. Rom 6-16 (Vol. II). Salamanca, España: Sígueme.
Wolter, M.  2005. Art: “οὕτως” En:  Balz, Horst & Schneider, Gerhard (eds.) 2005. Diccionario Exegético del Nuevo Testamento (λ-ω), Vol. II. Salamanca, España: Sígueme, 650s.

No hay comentarios:

Publicar un comentario