sábado, 13 de agosto de 2016

Libro recomendado:“Porque el tiempo sí está cerca” John Macarthur. Breve reseña.

Por Germán Estobar


“Porque el tiempo sí está cerca” (2009), Because the Time is Near en inglés, es el título del libro del Pastor y Maestro de la iglesia Grace Community Church, John MacArthur, publicado en español por Editorial Portavoz. En él, se propone dar una exhaustiva y profunda explicación al libro del Apocalipsis, destacando una y otra vez la realidad de que el fin del mundo, debe siempre ser para el cristiano, cualquier cosa, menos terrible. Al contrario, debe ser la más anhelada y expectante ilusión.

         En palabras de su mismo autor, “Los que pasan por alto Apocalipsis se pierden un rico tesoro de la verdad divina. Apocalipsis ofrece una elevada perspectiva de la Palabra inspirada de Dios. Reclama para sí mismo la inspiración divina, y 278 de sus 404 versículos aluden a pasajes del Antiguo Testamento. Apocalipsis revela a Dios el Padre en toda su gloria y majestad […]”. (pg. 7)

        Realizando su habitual metodología, el pastor MacArthur hace un recorrido por el libro de Apocalipsis versículo a versículo, dividiendo la totalidad del libro en 3 grandes secciones: Las cosas que has visto, Las cosas que son, Las cosas que han de ser después de estas. El texto entrega herramientas en cuanto a su interpretación, existiendo la conciencia y transparencia del autor al exponer cada una de ellas, las diferentes escuelas interpretativas, fecha y autor.

        El pastor MacArthur en su obra, no busca alimentar el morbo de sus lectores enfocando su atención en elementos secundarios como las bestias, sus números de cabezas, los 144.000 judíos o el milenio. El enfoque principal es la gloria del Hijo, de tapa a tapa en el libro usted encontrará el énfasis en mencionar al Cordero de Dios como el único capaz y digno de ejercer juicio sobre todo el mundo, mientras la gloria de los escogidos descansa en el Hijo mismo, único digno y dueño de recibir la honra. Pese a los momentos complejos y acontecimientos trágicos narrados en el libro de Apocalipsis y explicados en “Porque el tiempo sí está cerca”, se destaca la realidad de que todo enemigo de Dios se arrodillará ante Él y su novia amada será satisfecha en justicia y presentada sana y salva ante su novio para vivir eternamente con Él. La obra incesante de Dios por salvar pecadores es una noticia reconfortante al creyente, que exalta la maravilla y el amor de Dios por el mundo.

        “En las últimas palabras que se registran en las Escrituras, el Señor Jesucristo, el que da testimonio de estas cosas, afirma: “Ciertamente vengo en breve”. Su venida es inminente, tal como enseña Apocalipsis y los demás escritos del Nuevo Testamento.” (pg. 327) Es sin duda esta maravillosa verdad la que debe motivar a cada nacido de nuevo a predicar el Evangelio en un mundo sombrío como el que vivimos. Parafraseando lo dicho por Joni Eareckson Tada, comentarista de esta obra, las palabras del pastor MacArthur y el énfasis de su escrito, brillan en la oscuridad y ofrecen esperanza para la época oscura en la que nos encontramos. (Contraportada) Hay certeza de la existencia de Dios, hay certeza de la venida de Su Hijo a ser propiciación por nuestros pecados, hay certeza de la muerte de Su hijo, y hay certeza de la resurrección gloriosa de Su Hijo, por ello, hay certeza de Su retorno, La iglesia debe predicar el Evangelio, mientras no cesa de decir “Amén. Ven. Señor Jesús” (Apocalipsis 22:20, LBLA).

         En “Porque el tiempo sí está cerca” usted encontrará la siempre clara y exhaustiva exposición del pastor John MacArthur quien con su vasta experiencia en el servicio fiel al Señor, deja a nuestra disposición un documento no lejano a lo que podría ser una tras otra predicación, en la que la iglesia pueda ser edificada, alimentada y maravillada en su Creador y Salvador. No es un libro frío, son buenas noticias, verdaderas maravillosas noticias. En palabras del mismo pastor MacArthur “[…] el libro de Apocalipsis merece proclamación inmediata porque el tiempo sí está cerca. Tal como dijo el ángel a Juan en el último capítulo de Apocalipsis: “No selles las palabras de la profecía de este libro, porque el tiempo está cerca (22:10).” (pg. 321)

         Este libro le permite estudiar la segunda venida de Cristo, quien en Sus propias palabras, asegura que esa misma segunda venida, es verdadera e inminente.    
           









miércoles, 3 de agosto de 2016

Libro recomendadísimo: “¿Vivo o muerto?” por J.C. Ryle


Una mirada precisa de la ambigüedad "evangélica", escribe J.C. Ryrie:

 «“Solo vive aquel que para Dios vive, y todos los demás muertos están”. Esta es la verdadera explicación de la condición humana cuando los pecados no se sienten, los sermones no se escuchan, los buenos consejos no se siguen, el evangelio es ignorado, cuando no se renuncia al mundo, la cruz no se lleva, ni se deja a un lado la voluntad propia, ni se abandonan las malas costumbres, cuando apenas se lee la Biblia y las rodillas nunca se doblan para orar. ¿Por qué sucede todo esto en todas partes? La respuesta es sencilla: Los hombres están muertos. Esta es la verdadera versión de la lista de excusas que tantos hacen. Algunos no tienen preparación, y otros no tienen tiempo. Algunos están obsesionados con sus negocios y el dinero, y algunos con su pobreza. Algunos sufren dificultades en su familia y otros con su salud. Algunos tienen problemas que les impiden responder a su llamamiento que, según dicen, los demás no comprenden; y otros tienen inconvenientes en el hogar y esperan que de algún modo se solucionen. Pero Dios tiene una descripción muy breve en la Biblia para todos ellos. Dice: Están muertos. Si germinara la semilla de la vida espiritual en ellos, sus excusas pronto desaparecerían. Esta es la verdadera explicación de muchas cosas que quebrantan el corazón del pastor que es fiel a Dios. Muchos a su alrededor nunca asisten a un culto. Algunos asisten tan esporádicamente que resulta claro que no le dan importancia. Muchos asisten una vez el domingo cuando bien pudieran hacerlo dos veces. Muchos nunca participan de la mesa del Señor ni de ningún medio de gracia entresemana. ¿Y por qué es esto? Con frecuencia, con demasiada frecuencia, hay solo una respuesta posible: Están muertos. […] No es solo en los cementerios que encontramos a los muertos; hay demasiados dentro de nuestras iglesias y cerca de nuestros púlpitos, demasiados en los bancos y asientos. El mundo es como el valle en la visión de Ezequiel: “Lleno de huesos… muchísimos sobre la faz del campo, y por cierto secos en gran manera” (Eze. 37:1-2). Hay almas muertas en todas nuestras congregaciones y por las calles. Es prácticamente imposible encontrar una familia en que todos sus integrantes anden en los caminos del Señor, prácticamente imposible encontrar un hogar en que no haya un muerto. ¡Pongamos nuestra atención en nuestro hogar y busquemos e investiguemos la realidad! Pongámonos a prueba nosotros mismos. ¿Estamos vivos o muertos?» (J.C. Ryle página 5).


Léelo completo aquí, quizás estás muerto y no lo sabes.